REVOLUCIÓN DIGITAL NÚMERO 2

Quince años atrás utilizábamos el VHS para almacenar nuestros videoclips favoritos. Hoy, almacenamos miles de canciones y videos en un pequeño dispositivo.

CD, VHS y Casetes sólo utilizan espacio en nuestro living, están obsoletos hace varios años.

La tecnología se ha encargado de ir cada día más allá y facilitarnos la vida en lo que realizamos a diario. Nicolás Letelier (24) “Los videoclips de MTV eran mi entretención, esperaba mis canciones favoritas para poder guardarlas en mi casete”.

Nicolás Letelier, estudiante Universidad Adolfo Ibañez

En el 2003 Apple inauguró lo que daría inicio a la era digital de la industria musical, iTunes.

Permitiendo no sólo comprar el álbum completo, el servicio te ofrecía comprar la canción en particular que quisieras por sólo $0.99 centavos. Al mismo tiempo la venta de CD en disqueras comenzó a decaer, la industria se atemorizó, distintas plataformas piratas salían a la luz sin control.

El iPod, que había sido lanzado sólo un año antes se convirtió en un éxito de ventas (gracias a su compatibilidad exclusiva con iTunes) y el principal enemigo de todos los medios. Fuente: Statista

Steve Jobs presentando la primera generación de iPod’s

Estamos en dos mil diecisiete y nadie compra música, tenemos todos los servicios online, desde nuestro notebook como desde nuestro celular, aplicaciones amigables para todo tipo de usuario se han tomado el mercado. Soundcloud, YouTube, Deezer y Spotify se han tomado la industria.

Patricia Bravo (63) “Uso Spotify, tengo mis propias playlists y tengo el servicio premium”. Las suscripciones de pago han sido una salvación para el artista. Los usuarios se permiten no pagar por el servicio y consumir publicidad, esto se da tanto en YouTube como en Spotify, este método ha sido la principal manera de subsidiar al artista, lo mismo pasa con los servicios premium. Spotify te ofrece no tener publicidad y descargar tus propias playlist (lo cual no quiere decir que seas dueño de la canción, es más, aunque tengas la canción descargada en la aplicación no puedes hacer uso de ella -combatiendo el copyright-).

Aunque las suscripciones de pago se vean como la solución, los artistas siguen siendo los más afectados. Indicadores nos muestran que en 2006 la industria disquera en Estados Unidos generaba $9.4 billones de dólares en lo que a venta de CD respecta. En 2015, el mismo índice nos refleja un total de $1.5 billones de dólares, un 84% menos. Fuente: NYTimes. Esto también ha sido una puerta abierta para muchos artistas que, sin Internet, difícilmente hubiesen podido ser conocidos, tal es el caso de Justin Bieber el cual saltó a la fama gracias a YouTube.

El artista ha tenido que saber utilizar todos los medios que el Internet ofrece para poder reinventarse y marcar sintonía dentro de la industria. Internet ya no sólo es el medio reproductor, el artista está obligado a crear audiencia, las redes sociales no existían y no tenían el peso que tienen hoy para la industria, es la audiencia la que otorga la mayor cantidad de ingresos. El marketing digital y los shows son hoy en día la principal fuente de ingresos.

Vivimos en una época en que todo está avanzando rápidamente, la industria musical supo reinventarse y seguir el paso de la tecnología, el usuario tiene infinitas posibilidades, elige qué escuchar, cuando y donde.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: